lunes, 4 de octubre de 2010

Madre María: bodas celestiales

30 de Septiembre de 2010
Soy Maria, Reina de los Cielos y de la Tierra. Mis hijos bien amados, vengo a ustedes como lo anuncié. Permítanme, en primer lugar, darles todo mi Amor de Madre. En efecto, soy su Madre en la carne y en la sangre. En este sentido, hay, en mí, una responsabilidad y un deber más allá del amor de toda Madre, es el hacer que sus hijos, un día, crezcan y encuentren su Libertad y su Verdad. Ustedes son numerosos, mis Hijos, han tenido que recorrer este Mundo, que haber vivido, que haber sufrido y que haber vivido también las alegrías. Pero hoy es un gran día. Es el día en que su Espíritu se revela a ustedes, el día en que, por fin, por sus rezos, por su Amor, por su conexión, por eso, los unos y los otros, consiguieron despertar la Vibración de la Unidad. Mucho de mis hijos se sienten cercanos a mí en este cuerpo y se comunican conmigo, cada uno a su manera y esto es Estricta verdad ya que son, sin ningún juego de palabras, la carne de mi carne y la sangre de mi sangre. Pero, por supuesto, y como ya se sabe, no son solo eso. Son, sobre todo, Hijos de la Luz y la Unidad, antes de ser mis Hijos en la sangre y en la carne.

Fui la que sembró este mundo, aquí hace más de 20 millones de años de su tiempo Terrestre, con el fin de depositar las semillas cristalinas que iban a permitir manifestar la Vida, siempre más, en Dimensiones diferentes de la del Espíritu. He aquí que en un tiempo muy remoto, el milagro se produjo: Los Espíritus puros decidieron, con total libertad y en toda autonomía, tomar la carne que les ofrecía y de animarla. Yo misma, como todo creador, participaba en mi Creación personificándome, libremente, como ustedes, en sus estructuras, sin por ello perder la Libertad y la Gracia. Simplemente el Espíritu seguía siendo libre, en esos momentos, muy antiguos, de proyectar su Conciencia en este cuerpo pero ser, al mismo tiempo, el Espíritu. Durante eones y eones, la Vida se desarrolló. Esta matriz era pura. Los Arcángeles aportaron sus Vibraciones, como yo les aporté algunas cualidades. Pues experimentaron, y experimentamos y vivimos, una Creación espléndida: la Tierra. Algunos de entre ustedes han vuelto a salir en ese momento, libremente, durante períodos muy largos, en su Esencia de origen y en su forma dimensional de origen.
En esos momentos todo era libre, el Reino estaba en ustedes. Luego vino un momento (dónde algunos de entre ustedes estaban ya presentes conmigo aquí hace más de 320.000 años pero ¿qué es el tiempo?), dónde unas Conciencias, también libres, decidieron encerrarnos en mi propia Creación ejerciendo la privación de la Libertad. Pusieron a punto estratagemas que consiguieron, finalmente, a obstruir, en ustedes, el recuerdo de lo que eran, bien más allá de la carne, bien más allá de la materia. Había, sobre esta Tierra de entonces, Hermanos y Hermanas que podían vivir también en el agua y también Hermanos y Hermanas, Espíritus de pura Luz, viniendo de Mundos diferentes. Había también Ángeles y todo este mundo vivía esta Creación, la disposición de este Mundo, con total Libertad. A la llegada de esas Conciencias, esta Libertad se perdió. Se instauraron otras normas y otras leyes. Los Seres más grandes consiguieron extraerse, al extremo límite, antes de atraparse a su vez. Estos grandes Seres se llamaron los Gigantes. Otros Seres escaparon a esta trampa reentrando en la Intra tierra, o en la 3ª. Dimensión Unificada, o en 5ª. Dimensión, manteniendo al mismo tiempo, como ustedes, un cuerpo carbonoso pero ligeramente diferente del suyo. Nunca han estado solos pues. Simplemente la memoria, poco a poco, de lo que eran, desapareció. Por supuesto, a cada final de ciclo la Luz volvía de nuevo pero nunca ha podido establecerse ya que las fuerzas de atracción gravitacional eran tales que la trampa se volvía a cerrar cada vez.

Hoy es un gran día ya que hemos, juntos, nosotros, nosotros todas Fuerzas Intergalácticas de la Luz Unificada y Libre, y ustedes, aquí, realizado un gran trabajo, una gran obra: reunir suficientes Conciencias, reunir suficientes Corazones para despertar el Cristal Unificado, el que está en ustedes, ya que yo lo había depositado y el que es de esta Tierra, que grandes Seres trajeron en la inicialización del último ciclo. Pero, esto, mis hijos, son historias verdaderas pero que les corresponderá encontrar, en ustedes mismos. Mi objetivo no está allí. Mi objetivo no es decirles. Mi objetivo es anunciarles, hoy, que como Seres redimidos y coronados, encuentran su Realeza, así como yo les anuncio mi Realeza. Me ha sido posible, como ya lo saben, de estar rodeada y muy bien rodeada. Esas que llamé mis Estrellas (entre las cuales tres están presentes sobre Tierra), son mis Embajadoras. Una de entre ellas está en su país. Numerosas de mis Hermanas, de mis hijos, son portadores de mi memoria ya que son mi sangre y mi carne. Muchas mujeres toman conciencia, de que más allá de su papel de madre, y de mujer, están conectadas conmigo. Algunas, incluso, están identificadas conmigo. Entre esas, algunas, por esta resonancia que existe entre cada uno de mis hijos, manifestaron mi propia Conciencia.

Como lo saben quizá (y se les dijo eso) que, cuando comienzan a escaparse de esta matriz, encuentran su multidimensionalidad. En ese momento, toman conciencia de que son, a la vez, este cuerpo y, a la vez, este Ser de pura Luz. Eso se refleja, en su cuerpo de carne, por el despertar de sus Coronas. Ayer, el Arcángel Miguel restableció el Triángulo de la Verdad, la Tri Unidad encontrada que les permite establecerse en el centro de su Templo. Sus Coronas están ahora, si lo desean, completamente activas y vuelven a entrar, mis queridos Niños, ahora, en el Anuncio de mi Realeza y de su Realeza. En el tiempo que viven, salen de este tiempo y van pues a irradiar y resplandecer la Luz de la Fuente y del Uno porque esto es lo que son, en Verdad.

Hoy es un gran día ya que les anuncio mi vuelta y esta vuelta está a la imagen de lo que son y de lo que soy. Está pues, sobre todo, en la Conciencia de su multidimensionalidad, no solamente en su carne, en su sangre, no solamente en sus memorias que se despiertan y, en Verdad, también, en sus Cielos y en su Corazón. Hay cada vez más mensajeros ya que sembré las semillas necesarias para eso. Recuerden que nadie ha venido a castigarles de todo lo que hayan sido y que, tampoco nadie ha venido a salvarles de todo lo que hayan sido. Solo hay ustedes y solo-ustedes que pueden establecerse dentro de su Unidad, dentro de su Realeza. La Cruz de la Redención ha sido trazada, está elevada. La Rueda dentro la Rueda, vuestra corona, está ahora colocada. Van a sentirla, cada vez más, y en esta sensación vibratoria bien real, voy a establecer con cada uno de entre ustedes, una conexión cada vez más directa y cada vez más íntima. Por los 12 tubos de Luz de su cabeza y por la activación del triángulo de la nueva Trinidad en su Corazón, nos conectaremos cada vez más fácilmente, entre ustedes y también entre nosotros y ustedes, es este el objetivo. Hay pues una nueva forma de comunicación que se establece entre cada uno de ustedes conmigo, y entre cada uno de ustedes y cada uno de nosotros, en la Confederación Intergaláctica de los Mundos Unificados y Libres.

El bien amado Arcángel Miguel les anunció que sus cielos se transforman. Es el caso efectivamente. Por supuesto, eso se traduce en tomas de consciencia importantes en ustedes. Estas tomas de conciencia van a convertirse en elementos cada vez más importantes en nuestra reconexión común que tendrá éxito próximamente. Pero, una vez más, no quiero ponerles en la espera ni en la proyección. No tienen que preocuparse de nada, si es de lo que están, en su Realeza. Lo que construimos como inter conexiones con ustedes, hará posible, en el momento oportuno, el Anuncio de los 3 Días que firmarán la entrada de este Mundo y esta Creación en una nueva existencia, preliminar a la Ascensión. Recuerden que todos están convidados a esta Realeza, sin excepción. Para eso, no hay absolutamente nada de hacer que estar en el Corazón, sin pretextos, sin esperar nada, solamente estableciéndose en ustedes mismos ya que son ustedes mismos que se coronan y nadie más.

La Ilusión toca a su fin. Este Mundo carbonoso, que yo había creado como tanto otros, está destinado a vivir una Iluminación total, restableciendo la Verdad. Están en este tiempo-allí. El aumento de sus percepciones Vibratorias vinculadas a esta reconexión, va a establecer en ustedes una certeza Interior. Para algunos, imágenes, sensaciones, sonidos, visiones también, de lo que viene. Retengan que en definitiva lo que viene es Luz y solamente Luz. Sólo la Ilusión que se debatirá, antes de desaparecer, definitivamente. No estén a la espera de otro, no esperen nada de otro, permanezcan en el servicio, en la radiación de la Luz que ustedes son ya que ahora nosotros estamos conectados e interconectados. Para muchos de entre ustedes eso es el primer contacto con esta multidimensionalidad, con los Mundos de la Unidad y por fin con su Êtreté.

Alinéense con lo que son. Vayan hacia lo que es simple, no den importancia a lo que es pesado. Permanezcan en esta palabra: en su Realeza. La humildad es la clave, aceptando ser pequeños, aquí, es que encuentran su grandeza, en otra parte. La Libertad es a este precio. Mi Hijo se los había dicho: “el que querrá salvar su vida la perderá, el que querrá elevarse se habrá bajado”. Hablaba, por supuesto, del ego, de la personalidad transitoria. Entonces, hay palabras que puntualizaron los espíritus ya que debían señalar los significados. Estas palabras, terribles, como la palabra juicio, Juicio Final, no es un juicio exactamente. Es el momento simplemente en que van a verse, ustedes mismos, tal como son. Este momento viene. Algunos de entre ustedes, a través del establecimiento de las Coronas, ya ven, en ellos y en su vida, lo que es Luz y lo que lo es menos. Este Juicio Final corresponde a lo que se ha llamado los 3 Días. No hay nada más que preparar que su Corazón.

No hay nada que temer. No hay nada que esperar, para ustedes como para todo el resto. Solamente hay que permanecer centrados, escuchar a su corazón, establecer cada vez más esta conexión, entre nosotros y ustedes, y entre todos vosotros, y a propagar, progresivamente, esta Realeza. Entonces, la hora de mi vuelta ha venido. Pero lo que celebramos, lo que celebran, no es mi vuelta sino su vuelta, nuestro encuentro en los Mundos Unificados. Las Vibraciones que perciben en su corazón, en su cabeza y en su espalda son la garantía de la Verdad. La Verdad del paso, de un estado a otro. Pero incluyen también a sus Hermanos y a sus Hermanas que no lo viven. -también se verán tal como son. Tienen exactamente que establecerse, cada vez más, en esta reconexión. La Vibración de su Corona, esta coronación que viven, va a traducirse en Vibraciones y calores cada vez más intensos en su cabeza porque el momento ha llegado. Su Corazón va también a hacerse sentir cada vez más, el corazón órgano, como la Corona Radiante del Corazón y el Triángulo sagrado que se encuentra, y su espalda. Acojan y hagan fructificar esta Realeza. Les recuerdo que la clave es la humildad.

La segunda clave es el sentido del Servicio, no querer salvar a alguien (que sería una dualidad) sino, simplemente, de mostrar su Realeza. Al establecerse ustedes en su propia Luz y sobre su eje, al modificar, en sus vidas exteriores Ilusorias, lo que debe serlo, ampliarán su radiación. Tendrán grandes momentos, cada vez más, de Alegría y Silencio mental. Tendrán momentos a vivir cada vez más largos, de multidimensionalidad, durante este período, justo en el momento oportuno, para que la carne cambie. No es aún el final, sino las primicias de un final, de un nuevo nacimiento. Eso debe vivirse, ahora. Entonces, el ahora del que hablo no es este hoy, pero es ahora, a cada minuto. Y como ya se sabe, 3 días antes, constatarán por ustedes mismos, el Anuncio, mi anuncio de esos 3 días. Percibirán y oirán un sonido a nada similar, presente dentro del aire no solamente dentro de sus orejas. Toda la Tierra lo oirá.

Las trompetas sonarán. Fueron anunciadas por la liberación de los Jinetes. Los sellos estuvieron todo el verano abiertos. Este momento es inminente, inminente en nuestro sentido y en el sentido de su Conciencia. Estén preparados. Estar listo no quiere decir preparar y prever o tener miedo o proyectarse. Prepararse, es estar en una actitud Interior de sosiego, vivir la Coronación, ampliarla, conectarse, así como el Arcángel Miguel se los dijo, los unos a los otros por las Coronas de la cabeza y el Corazón y, sobre todo, de conectarse a nuestra Presencia, Cristo, Marie y Miguel, reunificados en la misma Vibración. Todos ustedes están llamados a redescubrir su Unidad. Todos ustedes están llamados a vivir eso que yo llamaría vuestra Crucifixión pero no en el sentido de un sufrimiento, dentro del sentido de una Resurrección como Cristo revelado, sin excepción. Cualesquiera que sean las almas que se revelen a ustedes, en este momento, actualmente, se reconocerán en su mirada, los unos, los otros. Sabrán, observándoles, donde van y si la persona que observan va al mismo lugar que ustedes. Eso no es una separación sino una comprensión y un respeto del camino y de la ruta de cada uno. Es el tiempo, por su Realeza, de dejar que la luz se haga día, es decir, dejar actuar la Inteligencia de la luz y mi presencia, como la de Cristo y Miguel, en ustedes, para permitirles ponerse en Unidad.

Al retener las imágenes que les han sido dadas por distintos participantes, diría que la oruga comienza a hacer su crisálida. Y es ahora. La idea de la crisálida se establece. Algunos hilos de Luz se tejen en ustedes, preparándoles, para los 3 días, la crisálida. Están en este tiempo-allí. Entonces sí, hoy les anuncio que el momento del retorno ha venido, si tal es su deseo, si tal es su Verdad ya que ustedes tienen la entera Libertad de decir sí o decir no. Nadie les juzgará. Nadie les condenará, absolutamente nadie les encerrará de nuevo.

Les queda exactamente por establecerse en Realeza. Inicializo pues, a partir de esta noche, mi vuelta en ustedes y entre ustedes. He aquí mi Anuncio. Oh se revelará de distintas maneras para cada uno de ustedes, en el plazo de 2 días que vienen: por Vibración, por sueño, por visión, por sonido, según nuestra capacidad, en nuestra relación, a establecernos uno hacia otro. La Cruz de la Redención se consuma ahora, su conexión, por las 12 Estrellas, es total. Se les hará según su Fe. Se les hará según su Vibración ya que son ustedes mismos y no otra persona que lo hará.

Entonces, hoy, en este momento muy presente, permito, por la Realeza que es la nuestra, de poner en resonancia el Triángulo de la nueva Tri Unidad del Corazón con el sacro. Constatarán, cada vez más, que en los momentos de conexión con la rejilla cristalina de nuevas Dimensiones, por la Mercaba interdimensional, vivirán fenómenos cada vez más intensos y cada vez más lúcidos. Voy a realizar eso, ahora, sobre toda la Tierra. Como ya se sabe, volveré de nuevo en 2 días y tendré la ocasión, en ese momento, de responder a preguntas y, sobre todo, de dar las implicaciones de lo que voy a realizar, esta noche, en su carne, en su sangre, para su Espíritu. La Vibración y la Conciencia Cristo, Miguel y Marie van a fecundar la Tierra, ahora.

... Efusión de energía…

A este momento preciso, el fuego del Espíritu y de la Unidad, el fuego del Corazón, ha re fecundado nuestra carne y nuestra sangre. Mis hijos bien amados y sobre todo Hijos de la Ley de uno y de la Luz, aquí que la Verdad se despierta y se manifiesta en este Mundo. Alégrense, nada es ya hermoso, nada es ya verdadero, nada es ya de Amor que lo que tienen que vivir.

... Efusión de energía…

Les doy pues cita dentro de 2 días, en Vibración y en Presencia Unificada a Cristo y a Miguel y a ustedes. El Amor es revelado, el amor es manifestado. Alégrense. Los amo, son libres.

No hay comentarios.: