viernes, 3 de septiembre de 2010

Mensaje de un Yo futuro

Yo Soy un ser eterno, atemporal y sin edad, de luz y belleza, y verdad y sabiduría. Llevo este traje color tierra con orgullo y una profunda reverencia. Agradezco la forma que me permite manifestar las muchas energías del Creador. Yo soy una esencia de luz que no se puede contener ni alojar en ningún lugar ni persona, vivo fuera de los límites del tiempo y espacio definidos. Ser humano me permite ver en lugares adonde nunca me atreví a ir, a pensar, y hablar desde un corazón que late sólo por mí. Yo conozco la divinidad que soy y no puede ser de otra manera, yo siempre voy a recordar. Íntimamente en los recovecos del alma todos van a encontrarse cara a cara con el Dios interior. El reflejo que se ve en los ojos del creador por sus hijos de luz es sólo de un profundo amor y reverencia por sus creaciones, mezclado con una brillante esperanza de que esta creación va a alcanzar su pleno potencial, lo que es natural en esencia. Observo lo que ocurre alrededor con un profundo entendimiento de que todas son reacciones de un corazón herido en algún nivel. A quienes escupen el fuego de su corazón, les doy el don del sonido y la vibración de ‘te amo’, permitiendo a la presencia YO SOY desplegar sus alas y convertirse en un espíritu más santo. Rociando el fuego con algunas palabras muy santas, calmando las furiosas llamas. No dejen que las reacciones y enojos de los demás entren en su campo, permanezcan alertas y censuren lo que trate de robar su Paz. La vibración de la paz es de naturaleza invaluable y nunca se la debe ceder.

No hay comentarios.: