martes, 21 de septiembre de 2010

El Morya: Ser uno mismo

Hola mis queridos, desde el cuartel del Cielo les vengo a traer las mejores noticias. No hay nada más lindo que eso ¿no?

Todo puede ser, sólo depende de ustedes. Ustedes tienen el poder de contactar con nosotros y tienen el poder de crear bellas realidades. No duden en hacer de sus poderes un bello provecho para ustedes y para toda la Humanidad.

No hay nada más bello que sentir que el Amor baña desmesuradamente a toda la Humanidad, a todos los seres, los astros, los planetas, a todas las realidades subyacentes. Tanto cambio y todo es tan perfecto… No deben atormentarse pues todo está más que bien.

Algunas cosas no son lo que parecen. Sus emociones aún están ligadas a su realidad de la 3ra dimensión, por ende a su mente. No deben evitarlas, simplemente poder reconocerlas y comprender que “viven” en la 3ra dimensión.
Nada es casual. Todo tiene su propósito, su razón de ser. El fin último es convertir todo en Amor, en Luz pura.

Sabemos que están allí, en “su” planeta y que muchas veces se olvidan de la multidimensionalidad, es decir, de que somos seres, incluidos ustedes claro, multidimensionales; ustedes existen “allí” y “acá” y nosotros vivimos “aquí” y “allá”. En realidad esos aquí y allá son separaciones que ustedes han creado. El Universo es todo Uno, no hay una raya que separe el “aquí” y el “allá”. Cuanto más tengan en cuenta ello más podrán fluir, más Luz resplandecerá sobre su sendero, más claro tendrán todo.

Cambien sólo lo necesario. No deben gastar energías en vano. Sólo deben fluir. Los cambios son siempre guiados por las fuerzas del universo. No deben preocuparse por ningún cambio.
Den cada paso cerca del anterior, no intenten saltar más lejos pues porque todo tiene su tiempo. Todo lo que ocurre es absolutamente perfecto. ¡No pueden hacer otra cosa más que alegrarse! ¡Celebren! Celebrar confirma y sella que todo está bien y crea a su vez más bellas realidades.

Su mente debe quedar allí en donde pertenece, en la 3ra dimensión y deben hacer lo mismo que con sus emociones: reconocer sus pensamientos producto de su mente y dejarlos allí en la 3ra dimensión; suspendidos en el espacio, flotando; dónde se originan deben dejarlos allí. Ellos se transformarán en pura Luz (nosotros nos encargamos de ello). Pero es importante que los dejen allí. No tienen por qué reconocerlos como propios y menos, dejarse dominar por ellos.

Su esencia verdadera es la de su alma, la de su Ser Superior, que es pura Luz, pura Verdad. Es como un cofre de Verdades Universales.

Ya saben, sólo déjense guiar por la luz que resplandece desde su alma (su Ser interior cómo lo llaman ustedes) y todo estará en calma, podrán fluir libremente y sentir una dicha inigualable.
Agradecemos toda su bella y perfecta tarea en la Tierra.

¡Adorados sean bellos ángeles humanos!

Desde siempre y por siempre.

El Morya y Comisión de Maestros Ascendidos.

María Belén Cerfoglio Cremonte

No hay comentarios.: