martes, 1 de junio de 2010

La madre Maria, a traves de Alexiis

Alexiis: Son las seis y treinta de la mañana. 

Querida hija no hace falta que hagas tu introducción. Soy la MADRE MARÍA y te envuelvo en mi manto de amor. Sé que necesitas esta demostración para calmar tu ánimo. Estás como madre que eres también, como maestra, preocupada y alterada por el último mensaje emitido por mi hijo, por Cristo Miguel, etc.
Sí, las cosas van a empezar a ponerse duras y tal como toda madre, como yo, como la Madre Tierra, todos pensamos y quisiéramos evitarles el sufrimiento a nuestros hijos y vemos que no podemos.
Acuérdate de los tiempos que hemos pasado juntos en aquel entonces, en Jerusalén y hubiéramos querido evitar el sufrimiento de mi hijo y lo hemos tenido que presenciar y no hemos podido evitarlo. ¿Por qué? Porque vino para enseñar a la humanidad.
Y tal es así, que los eventos que pasarán son para enseñar a la humanidad y liberarla del yugo bajo el cual han estados durante eones y también son para liberarla de los restos de oscuridad y facilitar a la Madre Tierra para que finalmente se eleve para ocupar su puesto en el universo que le corresponde.
Sí hija, es duro, sé que pensaste qué sentido tiene seguir haciendo las cosas cotidianas, pero es así como tiene que ser. Ustedes, que son los faros de luz que van a tener que desarrollar y demostrar su luz y su amor en los momentos más duros. Ustedes tienen que demostrar la fortaleza interna que tienen.
Sé que la tienes Alexiis., para eso te conozco desde eones. Pero sin embargo en este momento que todavía estás en tu vida actual, quise venir para transmitir este mensaje de amor a ti y a todos los otros humanos que hayan leído estas noticias y que estén preocupados y muchos estarán preocupados sin haberlas leído, simplemente esa sensación de que hay algo y no saber qué.
Queridos hijos, los momentos están llegando, no serán fáciles pero saben que cuentan con todo el apoyo nuestro y se hará todo lo más que se pueda para que el sufrimiento se aminore. Tiene que pasar por esta situación difícil. Ustedes lo han elegido antes de nacer y ahora se ven enfrentados a ello.
Los amo profundamente a todos y a cada uno de ustedes y mantengan el amor y la luz en alto y sepan que el Creador espera que pronto, muy pronto, todo estará en calma, en paz, gloria y amor. Los bendigo y les mando toda mi luz y mi amor. Yo soy la Madre María.
Alexiis: Gracias Madre por tu mensaje, realmente me hacía falta.

No hay comentarios.: