miércoles, 30 de junio de 2010

Un pedido a mis hermanos:

Todos los mensajes y noticias que estoy compartiendoles hacen referencia a los cambios individuales y planetarios, tanto a nivel físico (cuerpo) como energético (espíritu/alma), ya que existe una relación intrínseca entre la Tierra y los humanos. Esta información es para que tomes consciencia, para que te expandas y abras tu corazón.

El momento de actuar es Ahora, no mañana ni pasado ni en el futuro; ni mucho menos debes pensar que esa oportunidad ya paso. Tanto vos, como yo, y como todos sabemos que los cambios están sucediendo y sentimos a nuestro alrededor la energía del proceso. La información está al alcance de todos y hoy en día nadie puede decir lo contrario.

La Madre Tierra (Gaia) esta dando todo de ella para elevar su vibración, para purificarse de toda energía negativa y ascender hacia la 5ta dimensión junto con la humanidad. El combustible que alimenta este proceso y su evolución tanto como la nuestra es el amor, la paz, el respeto hacia ella y hacia toda la existencia. Te recuerdo que no sos ni superior ni inferior a nadie, todos somos Uno.

Ya es tiempo de dejar el ego de lado, de olvidar lo material y buscar el sentido de tu vida; no con palabras, no con razón ni prejuicios sino con acción, aceptando con amor a todo y a todos. Como dice el Maestro Guía Kirael limpiando lo que está sucio en nuestro interior hacemos un gran aporte.

No suelo escribir mensajes propios, pero hoy lo sentí necesario. Espero que comprendas que debes despertar, amar y expresarte desde tu corazón. No hay vergüenza posible en ser uno mismo, en demostrar cariño y respeto. Tenes el potencial, Gaia confía en tu responsabilidad de asumir y colaborar con el proceso con la grandeza del ángel que sos. ¿Le vas a fallar?

Abrazos,

Fabricio

1 comentario:

Anónimo dijo...

buen mensaje, Fabricio. habrá los que por temor seguirán igual, solo esperando... pero también estarán los que cerrarán los ojos y caminarán, encendiendo mas luces, mas faros, para guiar .....
gracias....

Nacho