jueves, 7 de enero de 2010

Se acerca la hora



Estás en lo cierto. Tu intuición no se equivoca. El cansancio que
acusa tu cuerpo no es casual. El agotamiento es propio de las
instancias finales. La tensión y el malestar que te aprisionan son
también una clara señal de la proximidad de un nuevo despertar. Nada
debe amarrarte. Continuá sirviendo. Otras almas necesitan asistencia.
Inspirá para que florezcan más corazones y se abran a la luz. Se
acerca la hora.

Te aliento porque sé que es necesario. No me ves, pero sentís mi

vibración a través de este mensaje. Sabés que caminamos juntos.
Somos eternos compañeros de ruta. A veces te preguntás qué estás
haciendo. Sabés que otros observan tus huellas y te preocupa
orientarlos hacia una senda equivocada. No temas. Quienes vienen
detrás no son ovejas. Son almas peregrinas que siguen, al igual que
nosotros, el curso cristalino de la frecuencia del amor.

La fe no es un invento. Sirve para atravesar esta dura etapa de

fatiga y desconcierto. Lo mismo sucede con la perseverancia y la
osadía, son herramientas que nos fueron brindadas para no desistir.
Cada paso que damos reafirma nuestra elección interna y nos eleva.
Iluminemos sin cesar. Otros sentirán el calor de nuestros espíritus
y sabrán que no están solos. Se animarán a continuar.

No hay nadie a quien convencer. No hay nada que demostrar. Nos

movemos siendo leales a nuestra naturaleza interna. Nos guía un
intenso sentir, que no se deja pisotear por la frialdad de la lógica.
Somos locos desde la perspectiva de la razón, pero cuerdos y
coherentes a los ojos del corazón. Elegimos volar. Anhelamos procrear
una sociedad consciente. Encarnamos la esperanza de un hombre más
humano, que viva celebrando.

Es un hecho. No los dudes. Los cambios se están produciendo. Sólo

falta que se revelen, en este plano más denso, con toda su grandeza.
Somos canales por donde fluyen energías sutiles. Mantenete bien firme
en la luz. Traje a este encuentro la voz de mi corazón, para que me
sientas a tu lado.

Spirit

No hay comentarios.: