lunes, 21 de diciembre de 2009

Spirit Atrapado en la Arena Hace un gran Descubrimiento


Ha estado atascado en un banco de arena durante más de seis meses. Pero eso no le ha impedido revelar el secreto de un pasado en el que Marte posiblemente tuvo géiseres de vapor de agua que formaron sulfatos... justo debajo de sus ruedas.

En la Ilíada, de Homero, se narra la historia de Troya, una ciudad situada por los griegos durante la guerra troyana. Hoy en día, un solitario robot se encuentra sitiado en las arenas de Troya mientras que un grupo de ingenieros y científicos planean cómo ayudarlo a escapar. Bienvenidos a "Troya" —al estilo de Marte. El vehículo explorador robot Spirit de la NASA, se encuentra atascado en el Planeta Rojo en un lugar al que los miembros del equipo bautizaron en honor a la antigua ciudad.

¿Por qué es que los científicos no se lamentan de esta situación? "Las ruedas del vehículo, al girar, han roto la corteza del suelo y hemos encontrado algo de supremo interés en el material que ha quedado al descubierto", dice Ray Arvidson, de la Universidad Washington, en Saint Louis. Spirit, al igual que su gemelo Opportunity, ha recorrido el planeta durante casi seis años. En todo este tiempo, el explorador ha estado varias veces muy cerca de quedar fuera de servicio, pero siempre ha salido airoso. De hecho, se ha desplazado marcha atrás desde que una de sus ruedas se descompuso, en 2006.

Desde el comienzo, el lema de la misión ha sido "sigamos el agua". Ambos vehículos de exploración han estado buscando en Marte minerales formados en presencia de H2O. Marte parece estar seco hoy en día, pero los minerales pueden proporcionar pistas de que el agua alguna vez estuvo presente allí. "Ha sido fácil para Opportunity encontrar dichos materiales", explica Arvidson. "Opportunity se posó en el lecho de un antiguo lago. Spirit ha tenido que trabajar mucho más duro, pues amartizó en planicies basálticas formadas por flujos de lava que han sido carcomidos por repetidos impactos de meteoroides. Ha habido escasa evidencia de que allí algo haya estado muy húmedo alguna vez".

Pero cuando Spirit llegó a un área de Marte llamada "Columbia Hills", cambió todo el carácter de la misión. "Spirit encontró hidróxido de hierro, un mineral que se forma en presencia de agua. Esto nos alertó sobre el cambio. Comenzamos a encontrar más y más rocas formadas en presencia de agua". Y entonces Spirit quedó atrapado en una zona de tierra suelta, a la orilla de un pequeño cráter. Un profundo suspiro. Atrapado de nuevo. Pero... ¡esperen! "Spirit tenía que quedarse atrapado para hacer su siguiente descubrimiento", dice Arvidson.

Conforme el explorador trataba de soltarse, sus ruedas comenzaban a revolver el material del suelo, dejando al descubierto los sulfatos que se encontraban debajo. "Los sulfatos son minerales que se encuentran justo debajo de la superficie y que nos gritan que se formaron en respiraderos de vapor ya que el vapor suele contener azufre. El vapor está asociado a la actividad hidrotérmica —evidencia de vulcanismo explosivo rico en agua. Tales áreas podrían alguna vez haber albergado vida". "Y lo que es más sorprendente, la frontera entre el suelo rico en sulfatos y el suelo que apenas cumple con la concentración genérica de sulfatos corre justo por debajo de la barriga del vehículo atrapado. El Spirit está alojado en la orilla del cráter —¡colocado precisamente sobre la frontera!"

"Asimismo, el robot descubrió que la porción superior del material con sulfatos tiene una corteza quebradiza. Los antiguos sulfatos probablemente formaron dicha corteza conforme eran procesados por variaciones en el clima asociadas con cambios en la órbita de Marte a lo largo de millones de años".

Y esto es lo que piensan los científicos: cuando un polo de Marte apunta hacia el Sol en el verano marciano, se vuelve más caliente en dicho polo, y el hielo de agua se desliza hacia el ecuador del planeta. ¡Incluso llega a nevar! El terreno más oscuro y caliente, ubicado debajo de la nieve, hace que la capa de nieve del fondo se derrita. El agua entonces se abre camino hacia los sulfatos, disolviendo los sulfatos de hierro que son solubles en agua y formando una corteza al combinarse con los sulfatos de calcio que aún están allí.

"Al estar clavado en Troya, Spirit ha podido enseñarnos acerca del ciclo moderno del agua en Marte". De hecho, la saga Spirit en Troya ha dado a los científicos evidencias de un pasado acuoso en Marte en dos escalas de tiempo: una en épocas de los antiguos volcanes y otra en los ciclos que se desarrollan hasta la actualidad. "Aquí hemos permanecido durante más de seis meses. Eso es un tiempo bastante largo para tomar mediciones. Hemos aprendido mucho. Troya es un buen lugar para estar situado, pero ya estamos listos para partir". Esperemos que Spirit logre salir de su trampa de arena.

Fuente: http://www.lanasa.net/

No hay comentarios.: