martes, 4 de septiembre de 2007

El huracán Félix ya toco tierra


Tocó tierra como ciclón de máxima categoría, con vientos de hasta 260 kilómetros por hora. Las autoridades declararon el "alerta roja" por el riesgo de inundaciones y grandes deslizamientos de tierra. Miles de personas ya fueron evacuadas. En las primeras horas, arrasó postes eléctricos, árboles y techos de casas. Advierten sobre "consecuencias catastróficas".
El poderoso huracán "Felix" golpea las costas de Nicaragua y Honduras y, con sus vientos de 260 kilómetros, amenazaba con devastar la región tal como Mitch que, hace casi 10 años, dejó miles de muertos y desaparecidos.
Las autoridades centroamericanas evacuaron a miles de residentes y turistas de las costas del Caribe, donde los gobiernos se preparaban para lo peor. Felix está diminuyendo además la velocidad de desplazamiento, lo que anticipa lluvias más severas, y un creciente riesgo de inundaciones y aludes en las zonas montañosas.
"Estamos haciendo evacuaciones preventivas sobre todo en Roatán y Guanaja", dos de las tres mayores Islas de la Bahía en el Caribe hondureño, tanto por mar como por aire, informó Marco Burgos, jefe de la Comisión Permanente de Contingencias de Honduras.
En Honduras, tanto la capital como los departamentos del Caribe, Islas de la Bahía, Gracias a Dios, Colón, Atlántida, Yoro, Cortés y Norte de Olancho, están en alerta roja. Según el presidente hondureño, Manuel Zelaya, este nuevo ciclón no es como el huracán Mitch, aunque puede provocar "gravísimos daños".
La alerta roja declarada en Tegucigalpa implica la evacuación de un número no determinado de personas, aunque según el cuerpo de bomberos son 300.000 los que viven en zonas de riesgo. Ya se han evacuado más de 1.800 personas que estaban es Islas de la Bahía, la mayor parte turistas o trabajadores eventuales y se han desalojado familias de las zonas de riesgo en el departamento Gracias a Dios, donde impactará en principio el ciclón.
Desde Nicaragua el director del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Alejandro Rodríguez, anticipó que Felix giró un poco su rumbo hacia el sur y "va a tocar tierra un poco al sur de la frontera entre Honduras y Nicaragua en las cercanías de Cabo Gracias a Dios".
Efectivos de Defensa Civil del Ejército de Nicaragua se disponían a iniciar los trabajos de rescate y salvamento en la región del Caribe norte. "Hay muchas casas caídas, techos desprendidos, aún no sabemos los daños que ocasionó el huracán, porque estamos en la parte más fuerte de vientos y lluvias", dijo a la AFP el concejal del gobierno regional Rigoberto González, desde un refugio de Puerto Cabezas, principal ciudad del Atlántico norte.

No hay comentarios.: