viernes, 31 de agosto de 2007

Terremoto en el sur de Chile


SANTIAGO DE CHILE - Un terremoto de 6.2 grados en la escala de Richter sacudió el sábado una zona del sur de Chile que ha sido afectada en los últimos tres meses por cientos de temblores. Los expertos anticipan la aparición de un volcán submarino.



Los primeros informes entregados por la Oficina de Emergencia del gobierno dieron cuenta que el terremoto tuvo una magnitud preliminar de 6.2 grados y que no había causado víctimas ni daños mayores y que afectó a una zona escasamente poblada.

Sin embargo, informes posteriores dan cuenta que poco después del sismo se registraron olas entre 6 y 10 metros de altura y graves daños en algunas comunidades.

Medios locales reportaron la desaparición de al menos 10 personas.


Largo y fuerte

La gobernadora regional Viviana Betancuourt dijo que el movimiento del sábado fue uno de los más fuertes y prolongados registrados hasta ahora.

Dijo que hubo escenas de pánico en Puerto Aysén y Puerto Chacabuco, las dos ciudades más cercanas al fiordo, con una población combinada de alrededor de 35 mil personas.

Algunos habitantes acudieron a hospitales con ataques de nervios, dijo The Asociated Press.

La oficina de emergencia dijo que se produjo un derrumbe en un cerro de la región, dañando levemente dos viviendas. Los servicios de electricidad y teléfonos fueron suspendidos brevemente.


Hay desaparecidos

Al menos 10 personas permanecen desaparecidas tras ser arrastradas por gigantescas olas en el sector de Punta Tortuga, en el fiordo de Aisén, reportó el domingo el Diario El Mercurio en su página web.

Entre las víctimas se encuentran una familia que esperaba la llegada de un alcalde de la zona, quienes se encontraban en una playa. El alcalde viajaba en lancha.

El Mercurio dijo que la embarcación del edil estaba cerca de la orilla cuando la familia cayó al suelo y los tripulantes de la nave se dieron cuenta que un gran sismo estaba sacudiendo.

Tras caer la familia al suelo, una ola los arrastró mar adentro, ante la horrorizada mirada del alcalde y otros testigos.

No hay comentarios.: