jueves, 24 de mayo de 2007

La Argentina perdió dos tercios de su patrimonio forestal



Recientemente, la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación dio a conocer los resultados de su Primer Inventario Nacional de Bosques Nativos. A la Argentina le quedan apenas 33 millones de hectáreas forestales de las 105 que tenía a comienzos del siglo XX. Además, quedan unas 60 millones de hectáreas de “otros paisajes forestales” (formaciones arbustivas de uso mixto, en diferentes niveles de degradación).

Los Dres. Jorge Morello y Silvia Mateucci ya habían advertido en 1999 que "La Argentina se encuentra en una situación crítica en cuanto a su stock de biodiversidad de los ecosistemas forestales y a su capacidad de conservación de lo que queda". Los mismos especialistas, afirmaron que en tiempos de la colonia había 160 millones de hectáreas de bosques, montes y selvas originales en la Argentina. De ellas, 42.500.000 ha correspondían a bosques y 127.500.000 a arbustales y sabanas, representando un 61,4% del territorio nacional continental.

Según el "Primer Censo Forestal", en 1914 quedaban 105.888.400 ha. En 1956, 59.240.000 ha (perdiendo en dicho período 46.648.400 ha, a un ritmo promedio de 1.110.676 ha/año). A partir de 1986 hay menos claridad sobre la superficie remantente. Ahora, gracias al Primer Inventario Nacional de Bosques Nativos impulsado por el gobierno nacional, sabemos que quedan 33.190.442 hectáreas.

Lo que está claro es que en menos de dos siglos la Argentina perdió más de dos tercios de su patrimonio forestal autóctono. En contrapartida, los programas de reforestación alcanzaron -como cifra récord- apenas 32.000 ha y siempre estuvieron basados en especies exóticas: álamos, sauces, eucaliptus y pinos.



No hay comentarios.: